Mbya Guaranies


cerro.jpg


"No necesitan amenazarnos para que
dejemos este lugar. Saben que
si nos sacan el monte nos vamos,
y es eso lo que están haciendo".



Artemio Benítez, Cacique de Tekoa Yma.



Los Mbya Guaraní son un antiguo pueblo selvático de raíces amazónicas. Actualmente, en Misiones, Argentina, tienen 74 comunidades y una población total, aproximada, de 3 mil personas. Su cultura es tan rica como la biodiversidad de la selva Paranaense donde han vivido, utilizaron y protegieron desde siempre.
En Misiones, Argentina, viven 74 comunidades de un pueblo llamado Mbya Guaraní, son un pueblo antiguo y selvático con una población actual que ronda las 3 mil personas. En la actualidad viven dentro de la Reserva Yabotí, en unas 6.500 hectáreas de territorio, pero la expansión de industria maderera cada vez les quita más territorio y trata de arrinconarlos en menos de 300 hectáreas.
Actualmente viven dentro de la Reserva de la Biosfera de Yabotí (con una extensión de 6.500 hectáreas), en la selva Paranaense, donde obtienen sus alimentos, plantas medicinales y materiales de construcción.La falta de medicamentos y alimentos naturales producida por la extracción de árboles amenaza la salud y supervivencia de estas comunidades. Este hecho es de inusitada gravedad no solo en términos de derechos humanos, sino también de criticidad demográfica,
Las comunidades Mbya Guaraní de Tekoa Yma y Tekoa Kapi’i Yvate son el resultado de un largo proceso de ciclos sedentarios precedidos por episodios puntuales de migración. Estos movimientos tienen siglos de antigüedad. Mientras la selva subtropical evolucionaba, con sus propias fluctuaciones por causas internas y externas, una de sus especies, los Mbya, iba estableciendo sucesivos territorios transitorios.
Si los recursos disponibles y su uso establecían un buen balance, y los sueños de sus líderes no aconsejaban lo contrario, se radicaban en el mismo sitio durante mucho tiempo. Si alguna crisis rompía esa relación, o los sueños sugerían un cambio, la comunidad migraba, pero solo para volver a instalarse con rasgos sedentarios en otro sitio más propicio
La estrategia de vida de cualquier grupo cazador-recolector con agricultura de subsistencia, o de cadena alimentaria larga, tiene particularidades que no son bien comprendidas por otros grupos humanos cuya estrategia está basada, por el contrario, en sistemas agro productivos de cadena alimentaria muy corta,
Mbya, que son los habitantes más antiguos del territorio. Varias de sus comunidades, entre ellas Tekoa Yma y Tekoa Kapi’i Yvate, siguen conservando una estrategia de cadena alimentaria larga. Son cazadores, recolectores y pescadores, con una práctica agrícola deliberadamente reducida.
"Las comunidades Mbya se integraron a la selva Paranaense hace más de 3.000 años sin desarrollar la noción de propiedad privada que sí adoptaron las poblaciones blancas de ingreso más reciente (siglo XVI en adelante). Lo que ocurrió objetivamente es que su "territorio total" fue invadido a partir del siglo XVI por grupos blancos, en su mayoría de origen europeo, que tenían estrategias de apropiación de la tierra y de producción totalmente distintas. Esto explica la rápida desaparición de la selva subtropical, el establecimiento de sistemas agro productivos de cadena corta y la multiplicación de asentamientos urbanos persistentes",
Las comunidades Mbya de Tekoa Yma y Tekoa Kapi’i Yvate tienen derecho natural a seguir viviendo donde hoy viven por dos razones fundamentales: primero, porque la superficie que ocupan es la que necesita un pueblo cazador, pescador, recolector y con agricultura de pequeña escala, y segundo, porque esa superficie es parte del territorio móvil que durante siglos utilizaron sus antepasados

Sus características

En general y de acuerdo con sus características principales se los podría clasificar en tres grandes grupos:

Realizan prestaciones de servicios que constituyen la base de su subsistencia, cazan y pescan solo si la ubicación geográfica se lo permite, realizan cestería que luego comercializan, siendo su venta una importante fuente de recursos.
-Son agricultores con un índice de nomadismo mucho más alto que los anteriores, si bien realizan ocasionales prestaciones de servicios, la base de la economía es la agricultura.
La comercialización de su cestería, no representa un aporte importante sino más bien una pequeña ayuda
Mantienen una vida trivial relativamente unida conservando el ritual y demás manifestaciones religiosas.

CARACTERIZACIÓN DE LOS GRUPOS

Ni_os_mbya_guaranies.jpg



LA COMUNIDAD

La base de la organización social la constituye la familia extensa, con un número no mayor de 12 a 15 miembros.
LENGUA
La primera lengua aprendida por los niños es el guaraní en su variante MBY'A, pero la mas utilizada para establecer relaciones con los blancos es el Yopará o Guaraní paraguayo.
El MBY'A es mantenido como lenguaje primitivo y privado, de relación interna.
La mayor parte de los varones adultos hablan castellano o poseen conocimientos rudimentarios del mismo, los niños lo comienzan a aprender desde la infancia, ésta es una de las razones por la cual acompañan a sus padres para ayudarlos en las tareas rurales y en el contacto con los blancos. Es decir que el lenguaje de éstos grupos se da de la siguiente forma:
Mantienen el MBY'A (como lengua reservada)
Gran utilización del Yopará
Utilización del Castellano para establecer relaciones interculturales.


LA ECONOMÍA

Se basa en los cultivos tradicionales que fueron heredados: maíz, mandioca, batata, zapallo, tabaco, etc.
El maíz es la base principal de su alimentación tiene un sentido religioso cuya n


ormatividad mítica conserva vigencia.
Practican la caza y la pesca para complementar su alimentación.


Las mujeres guaraníes son las que mas trabajan en cestería, pero ésta no es actividad privativa de ellas, los hombres también la realizan, siendo los encargados de comercializarlas.
1.jpg


CARACTERÍSTICAS LABORALES
external image clip_image006.jpg

PRESTACIÓN DE SERVICIOS

Existen dos formas en las que los MBY'A se contratan para prestar servicios:
1- El trabajo individual que puede desempeñar cada individuo en la sociedad, de peón rural.
2- La otra forma es cuando todo el grupo resulta contratado para el cumplimiento de una labor general actuando en ése caso el líder en calidad de encargado para recibir el dinero y luego distribuir entre las distintas familias nucleares que constituyen el grupo
LIDERAZGO
1- Las denominaciones de los jefes varían pero generalmente se relacionan con grados militares, tales como Mayor, Capitán, Teniente, Sargento, Cabo.
Los MBY'A se distinguen por dos tipos de liderazgo: religioso (Paí) y político (Cacique).




Saberes y creencias




external image clip_image007.jpg



La religión de los guaraníes actuales puede ser definida como inspiración sacra mentalizada en el canto y la danza dirigida por el cacique o líder.
Los MBY'A están profundamente ligados a la Tierra "la lvy- Pora" (Alma de la Tierra), se ha entrelazado íntimamente con sus espíritus conformando una totalidad mística indiferenciada y una simbiosis indestructible, las riquezas de su religión y la fuerza mística que tocan los aspectos de la vida y da sentido a cada actuación del hombre guaraní ya sea en su relación con la naturaleza o con otro hombre.

Actualmente…



external image clip_image008.jpg




GUARANIES EN PELIGRO DE DESAPARICIÓN

Los responsables del Proyecto Ecológico Reserva Yaguaroundi convocan a apoyar la construcción conjunta de una solución al grave problema que se suscita actualmente en la Serranía Selvática de la Provincia de Misiones, Argentina.

En la actualidad hay un avance feroz en perjuicio de los poblados guaraníes y de la Selva Misionera.

Grupos de personas (que cuentan con la indiferencia de las autoridades, que no cumplen con el Convenio 169 de la OIT, al que estamos adheridos), están arrasando el hábitat y con ello el lugar en donde viven las comunidades guaraníes del poblado Guajira Poly, con las motosierras destrozan los árboles, y con ello condenan a muerte a una gran cantidad de animales en peligro de extinción.

En plena selva, grupos de personas se introducen en una propiedad, realizan el "rozado" (quema de la vegetación), siembran legumbres y en algunos meses le venden la "mejora" -perímetro desmontado- a otra persona, y se dirigen a ocupar otra tierra, repitiendo así esta operación, una y otra vez.

Mientras ustedes leen este informe, el desmonte sigue propagándose, los animales y plantas se extinguen y los guaraníes se quedan sin medios de subsistencia, y sin las tierras que les fueron entregadas por la provincia, tras muchos años de reclamos.

En este momento las 500 hectáreas que les permitían vivir ajustadamente, les están siendo quitadas, y su integridad física, es amenazada por los grupos de intrusos.

Los responsables del Proyecto Ecológico Reserva Yaguarundí contamos con el apoyo del INAI, la Fundación Aves Argentinas, y la Fundación Vida Silvestre Argentina. Asimismo estamos informando sobre esta grave situación a organismos nacionales e internacionales, medios de comunicación, ONG's, Ambientalistas y de Derechos Humanos, Universidades Nacionales y Privadas y personalidades reconocidas mundialmente por su trabajo en función de la paz, para recibir su apoyo y asesoramiento a fin de encontrar de manera urgente, una solución viable para esta compleja problemática ambiental, sanitaria, social, y económica.

Con estas acciones (que son espontáneas sino que obedecen a otros intereses), no sólo se pierde la identidad y tradición guaraní, de la mano de la desaparición física de sus habitantes, sino que, y además, se continua atentando con el delicado equilibrio ecológico de la provincia con mayor biodiversidad del país, lo que repercute directamente en las deplorables condiciones de salud física y psíquica de todos sus habitantes.

Hemos informado al Ministerio de Ecología de la Provincia de Misiones, el cual ha tomado conocimiento de esta situación.

Denunciamos esta avanzada con el ánimo constructivo de encontrar lo antes posible una salida positiva y estamos dispuestos a trabajar en la concreción de soluciones duraderas. Es por eso que los convocamos para que colaboren con nosotros a fin de encontrar una salida humana y viable para este grave problema.